banner

Un año más visitamos Essencia do Vinho en Oporto , en el Palacio de la Bolsa .Essencia do Vinho edición 2018.


Entrada a Essencia do Vinho 2018

Lo mejor del vino de Portugal se reune cada año en Essencia do Vinho


Un año más y ya van varios, hemos podido asistir a la mayor reunión de vinos que se realiza en Portugal.
Vista de la cita desde la primera planta del Palacio de la Bolsa
Como siempre desde que recuerdo, la gran cita vitivinícola de Portugal "Essencia do vinho" se celebra el último fin de semana de febrero, coincidiendo en esta ocasión del 22-25 de febrero, siendo en esta ocasión cuatro los días que se pudieron degustar los mejores vinos portugueses.

Un escenario de lujo para la cita: El palacio de la Bolsa


El Palacio de la Bolsa en Oporto fue una vez más el lugar elegido en el cual se pudieron probar más de 3000 vinos de más de 350 productores distintos.
Impresionantes vistas de techo y fachadas en Palacio de la Bolsa
En Palacio en esta ocasión lucía sus mejores galas, con un alumbrado espectacular que resaltaba la majestuosidad del edificio, así como la pantalla gigante que ya existía en anteriores ediciones.

La organización de Essencia do Vinho en entredicho


Pero eran muchos los que se quejaban en esta edición de una organización con una cierta dejadez que ocasionará que sin duda buena parte de los que acudimos año tras año a Essencia do Vinho nos queden ganas de repetir en ediciones posteriores...
Lo mejor de esta edición 2018 de Essencia do Vinho
En esta ocasión, a diferencia de en citas anteriores, echamos de menos un mayor control del aforo, dado que por momentos el público desbordaba cada sala, cada pasillo, cada mostrador de cata y se hacía muy dificultoso moverse libremente y probar los vinos que uno hubiese pretendido.
La peor edición en este aspecto, donde la masificación ha dado paso, molestando e impidiendo las charlas que se realizaban antaño con los productores.
Escenario incomparable. Palacio da Bolsa de Oporto.
La impresión es que esto que comenzó como una excelente manera de poner en contacto al público general con las bodegas y con el mundo del vino, se ha convertido en un gran negocio en el que prima "cuanta más gente demos metido a 25 euros mejor".
Esto ocasionó ver a grupitos de gente que parecían cuando menos muy poco interesados en ver este o aquel otro vino, sino en probar cuantos más mejor, lo que perjudicó sin duda la experiencia de otra mucha gente.
Por otro lado la calidad con la que te atendían y presentaban sus vinos los productores, ante tal masificación, cayó como no podía ser de otra manera, dado que esta gente tan entendida y que tanto podía aportar, se dedicaba exclusivamente a echar vino en las copas lo que les hará pensárselo en nuevas ediciones.

Una muestra de vinos incomparable por variedad y calidad

Pese a todos los puntos negativos que en esta edición hemos enumerado, que fueron muchos, lo cierto es que Essencia do Vinho es a día de hoy una reunión donde se pueden probar un número infinito de vinos. de una enorme variedad y algunos de una gran calidad, siendo la mayor reunión de vinos a la que hemos asistido en el último año. 
Una cita ineludible si te gusta el mundo del vino.
Lo que resalta es que según las calificaciones del grupo que solemos acudir a estos eventos, pese a que es la más extensa, para nosotros ya no fue la mejor ... 
circunstancia que debería hacer pensar.