banner

PX 1927 Alvear. Pedro Ximenez. Bodegas Alvear

Opinión de cata de Pedro Ximenez 1927 de Bodegas Alvear


Ubicada en la Sierra de Morilla y Moriles, en Córdoba, Bodegas Alvear es una de las bodegas más prestigiosas de Andalucía.
Especializadas en la uva de origen alemán Pedro Ximénez (de la zona del Rhin), la convierten en la estrella en sus vinos.
Dice la leyenda, que fue traída a esta zona de Andalucía por un soldado de los tercios de Flandes, llamado al igual que la uva: Pedro Ximénez.
Bodegas Alvear fue fundada en 1729 por la familia que le dió nombre y que todavía la gestiona, la familia Alvear.
Actualmente sus vinos poseen denominación de origen Montilla Moriles.
Pedro Ximénez es un vino dulce, ideal para postres y sobremesas.
Se elabora tras pasificar la uva mediante el soleado, que consiste en esparcir los racimos sobre unas redes de esparto donde se van secando.
Tras la pasificación, se realiza el prensado de las uvas.
El resultado es un mosto muy denso y dulce. 
Es en realidad un zumo de pasas.
Una crianza prolongada en barrica lo afinará y dará lugar a los grandes Pedro Ximénez de los que disfrutamos hoy en día.
Para la crianza se utilizan unas barricas de una capacidad aproximada de 500 litros que se denominan botas.
Las filas van depositándose según el nivel de crianza del vino, las mas bajas son las más antiguas, las mas altas las más jóvenes.
En el día de hoy, hemos probado el Pedro Ximénez 1927, se trata de un vino que tiene una crianza de 5 años en las botas que antes mencionábamos.
Y realmente, es un vino que me encanta, como acompañamiento en un final de cena, en una sobremesa, es una maravilla.
Lo primero que notas cuando te sirves una copa de Pedro Ximénez es su densidad.
Se trata de un vino muy denso, más que los convencionales, esto es debido a que la uva en la pasificación pierde casi toda el agua, de esta forma estamos tomando un concentrado de zumo de uva.
Una explosión de sabor cuando entra en tu boca.
Potente, con muchísimo sabor, con recuerdos a licor y con un paso por boca muy suave.
Su final es muy perdurable y dulce. Delicioso.
El grado alcohólico es del 16% y la temperatura de servicio adecuada entre los 10ºC y los 12ºC.
Para la calidad que atesora el producto, su precio es muy comedido y la botella de 0.75 cl cuesta unos 10 euros. 
La relación calidad precio es buena.
Es muy usado en reducciones de alta cocina. 
Gran materia prima por su densidad y su sabor intenso.
En resumen, pese a que siempre he sido poco  dado a los vinos dulces, quizás algún Oporto pero poco más, y me ha sorprendido agradablemente este Pedro Ximénez 1927, razón por la cual no puedo más que recomendaros que lo probéis.

Opinión de cata Pedro Ximénez 1927 de Bodegas Alvear Puntos 86

Salud