banner

Amalaya Rosado de Corte, un fresco vino argentino de Bodegas Amalaya

Amalaya Rosado de Corte 2012

Amalaya Rosé 2012 el rosado argentino que combina Malbec con Torrontés

Siguiendo con nuestra aventura Sudamericana, en lo que a vinos se  refiere, hoy hemos conseguido probar un vino argentino.
Se llama Amalaya, Rosado de Corte 2012.
Amalaya es una palabra que de acuerdo a una lengua indígena significa “Esperanza por un milagro” pero también es el nombre de una bodega de vinos  ubicada a  1.800 metros sobre el nivel del mar en el Valle Calchaqui, Cafayate Provincia de Salta, Argentina, donde realizan un elegante y único vino rosado que sin duda es un milagro para nuestros sentidos:
Cafayate, Provincia de Salta, Argentina

Amalaya Rosé 2012.

Las funcionales, prácticas y muy modernas
bodegas Amalaya constan de tres viñedos con suelos pobres, arenosos, rocosos y microclimas diferentes de donde nace este fresco vino rosado, el primero que la bodega realiza y que por si fuera poco combina Malbec y Torrontés, dos uvas emblemáticas de Argentina.
El Amalaya Rosé posee un 12,8 % de grado alcohólico y en mi humilde opinión, es capaz de armonizar y encantar casi a la perfección tres sentidos de todo aquel que tenga el placer de
degustarlo.
Inicia acaparando las miradas gracias a su brillante y asalmonado color.
Acto seguido pasa a deleitar nuestro olfato con notas florales sutiles y de frutillas rosas, para finalmente ofrecer al paladar una acidez particular que combina naranjas rojas, cerezas muy típicas del Malbec y azahares que provienen del Torrontés.
En términos generales este vino rosado de volumen medio, resulta bastante fresco y con una textura que puede describirse  como sedosa, aunque con una entrada seca.
Sin duda alguna este vino es particularmente único y no puede dejarse pasar la oportunidad de degustarlo, sobre todo en verano cuando lo que se necesita es de una buena bebida refrescante y de calidad.
Es el compañero ideal de una tarde de tapas,embutidos, patés especiados, ensaladas, pescados y mariscos o de unos buenos dulces y tortas de chocolate.
Todo esto sin opacar ningún otro sabor, manteniendo la frescura y un trago seco.
Para su servicio y consumo, lo recomendable es que esté a una temperatura de entre los 8ºC y 10º C.
Como dato adicional es importante tener en cuenta que su  potencial de guarda es de un año y debe conservarse en un lugar oscuro y fresco donde no esté sometido a ningún tipo de vibración.
El Amalaya Rosé 2012 tiene un precio promedio de unos 70$ a 115$ pesos argentinos, en torno a unos 5-6 euros.
Su relación calidad precio es correcta.
Dado que es un vino difícil de conseguir en España, si tenéis la suerte de conseguir una botella no dejéis pasar la oportunidad de desgustarlo.
Es un vino distinto a todo lo elaborado en Europa, puede gustarte o no, pero si es un vino distinto.

Puntuación de Cata de  Amalaya Rosado de Corte 2012. Puntos 81

Salud