banner

Abadengo Roble. Bodegas Ribera de Pelazas

Abadengo roble .Bodegas Ribera de Pelazas

Opinión de cata de Abadengo Roble. Bodegas Ribera de Pelazas

Vinos de Arribes del Duero. Salamanca. Uva Juan García.



Bodegas Ribera de Pelazas está situada en el Parque natural de Arribes de Duero en Salamanca.
En este paisaje, el Duero ha moldeado un terreno escarpado con cañones, cascadas y barrancos... es aquí en el corazón de las Arribes, donde existen cientos de pequeños pagos y viñedos centenarios organizados mediante bancales.
En este entorno, esta bodega ha recuperado una variedad de uva extinta: la Bruñal, y cultiva otra variedad autóctona que había sido olvidada casi por completo: la Juan García.
Aquí y de esta manera es donde se elabora Abadengo roble, el vino que hoy probamos, fruto de unos viñedos con unas cepas de edad media entorno a los 60 años.
La denominación de origen de este vino es D.O. Arribes
Abadengo roble es un vino elaborado al 100% con la variedad de uva Juan García, una uva que es casi imposible de encontrar fuera de esta zona de Arribes de Duero.
La fermentación es realizada en tanques de acero inoxidable y a temperatura constante de 28ºC.
Posteriormente, es introducido para su maduración en barricas de roble francés durante seis meses.
Su maridaje recomendado es para todo tipo de platos de carne, aperitivos y quesos curados.
La temperatura adecuada de servicio es entre 16ºC y 18ºC.
El precio por botella ronda los 6-7 euros y su relación calidad precio es correcta.
Se trata de un vino fácil de beber y que se recomienda su consumo entre uno y tres años después de su elaboración. 
Es un vino joven pese a la ligera crianza de seis meses.
El grado de alcohol que posee este vino es del 13%.
En nariz es un vino con un ligero aroma a vainilla y tostado, la barrica ha dejado sus aromas.
En boca esta variedad de uva como es la Juan García, lo convierten en un vino distinto a lo probado hasta el momento.
Armonioso, esa sería la palabra para definirlo.
Nada destaca en el, nada lo hace desagradable.
Su inicio de trago es intenso, pero difícil de definir. 
Esta variedad de uva no se asemeja a nada de lo que haya probado antes. 
Quizás con una ligera acidez media y poca persistencia.
Un amigo comentaba acerca de este vino, que Abadengo Roble es un vino correcto para tapear, con platos ligeros, pero que no soportaría un plato de más calado como una carne roja o similar.
Seguramente, su hermano mayor Abadengo crianza (que probaremos en unos días) sea un vino más hecho y nos de una mejor idea de la clase de vinos que pueden elaborarse con esta variedad de uva.
Aunque para mi gusto no es un vino que te marcará ni para bien ni para mal, considero que es necesario probarlo para conocer un vino nuevo, una uva nueva, un vino curioso.

Puntuación de cata de Abadengo Roble de Bodegas Ribera de Pelazas Puntos 80

Salud