banner

Señorio de Cuzcurrita. Rioja Crianza.


Desde la Rioja Alta y el entorno del Castillo de Cuzcurrita: Señorío de Cuzcurrita


La Bodega Castillo de Cuzcurrita está ubicada en el pueblo del mismo nombre, Cuzcurrita del Río Tirón, en plena Rioja Alta.
En este entorno, destaca un estupendo castillo del siglo XIV que da nombre al pueblo y que, en su zona amurallada y su entorno, dispone de un viñedo de 7.5 hectáreas y una antigüedad superior a los 40
Castillo de Cuzcurrita
años.
En el año 1999, Berge y Cía, uno de los principales grupos industriales españoles y con múltiples áreas de negocio (portuario, logística, renovables,marítimas,finanzas, etc)... invierten en la compra de Señorío de Cuzcurrita y en la potenciación de los vinos de esta zona, en la que es su primera incursión como grupo empresarial en el mundo del vino.
Continuando con una larga tradición, es desde el año 2000 cuando salen de nuevo los vinos de Castillo de Cuzcurrita.
Entre los vinos que lanzan, el que os presentamos hoy: Señorío de Cuzcurrita.
Lo primero que hay que destacar de Señorío de Cuzcurrita, es que para su elaboración se usa exclusivamente la uva vendimiada en el interior del recinto amurallado del castillo que da nombre a la bodega.
El tipo de uva usado en la elaboración de este vino es el tempranillo tan típico de esta zona de La Rioja.
Para la crianza, se usan barricas de roble francés de grano fino donde se deja descansar el vino durante 12 meses.
Posteriormente, se aplica un afinado mínimo de 24 meses más en botella, antes de su comercialización.
En un primer contacto con el vino, te das cuenta de que estás ante un buen rioja.
El grado alcohólico es del 14% y la temperatura adecuada de servicio son los 16ºC-17ºC.
En nuestra cata, lo probamos con unas raciones de presa y croca ibérica a la plancha. 
El maridaje con estas carnes rojas fue espectacular.
A la vista, estamos ante un vino con un fuerte color rojo picota.
Con amplia intensidad de aromas al primer paso por boca, fuerza y carácter.
El sabor a uva madura y a la variedad tempranillo tan típica de esta zona de La Rioja está muy presente en el vino.
Los tostados fruto de la crianza en barrica, muestran también una muy lograda presencia en el vino, y están perfectamente articulados en su sabor y aroma, constituyendo para mi gusto, una de las características más conseguidas en este caldo.
Estupendo el retrogusto  y la persistencia del sabor tras el trago.
El precio por botella ronda los 15-16 euros y la relación calidad precio es buena.
En resumen, nos ha convencido. 
Estamos ante un vino muy redondo y equilibrado.
Ideal para una buena cena en la que seguro, quedarás bien.
Recomendado.

Puntuación de cata de Señorío de Cuzcurrita  Puntos 85

Salud