banner

Biberius 2012 roble de Bodegas Comenge. Ribera del Duero.

Biberius Tempranillo 2012

Biberius 2012 un buen Ribera del Duero

Hace poco más de un año que empecé a interesarme un poco más en serio en el mundo del vino, a visitar bodegas, viñedos y a degustar todo cuanto vino cae en mis manos.
Y por supuesto, a escribir este blog...
Pues buena parte de culpa de que todo esto sea así, la tiene este vino Biberius de Bodegas Comenge.
Fue el inicio de una larga serie de vinos, catas, cenas y viajes a bodegas.
Situada en el "Valle del Cuco", en Curiel de Duero,a tan solo seis kilómetros de Peñafiel, Bodegas Comenge  se constituye en el año 1999 por D. Jaime Comenge.
Cuenta con 32 hectáreas propias de viñedo destinados a  uva de la variedad Tempranillo.
Su entorno está rodeado de regatos, viñedos y castillos, y muy cerca del rio Duero.
Este Biberius 2012 roble es el vino de acceso a esta bodega, el más joven de todos los que elaboran.
Se llama Biberius en homenaje al emperador Tiberio, quien su tropa apodaba con este nombre.
Esta elaborado con uva de la variedad tempranillo al 100% y tiene una ligera crianza en roble francés, por espacio de cuatro meses para ser más concretos, y con el fin de que coja unos ligeros aromas a tostado, en nuestra opinión muy conseguidos.
Biberius se elabora con uva procedente de dos viñedos ubicados en Pesquera de Duero en el lugar de "Los Silos" y de "Carrapiñel".
Esta añada de 2012 fue calificada por el Consejo Regulador de la  Denominación de Origen Ribera del Duero como Muy Buena (MB)
La graduación de este vino es del 14% y su temperatura óptima de servicio entre los 16ºC y los 18ºC.
Su maridaje recomendado es con carnes blancas, aperitivos, arroces y pastas.
El precio de Biberius ronda los 7 euros por botella y su relación calidad precio es buena.
La primera impresión es que estamos ante un cuidado ribera.
En nuestra zona tiene una gran acogida y está muy implantado como vino de chateo.
Se bebe fácil su sabor está muy conseguido... un sorbito invita a tomar otro, es un vino muy goloso.
En boca el primer trago te recuerda la intensidad de esa uva de la ribera, potencia y sabor a raudales.
Muy conseguido pese a ser joven, los cuatro meses de barrica han dado apenas para unas ligeras notas de tostado... pero con una gran integración en el vino.
Su final de trago es largo y su sabor persistente.
Muy bien estructurado con mucho sabor inicial, taninos y astringencia intermedios y persistencia final.
Sin duda en estos niveles de precios estamos ante un buen vino, ideal para una cena, unas tapas o un chateo con amigos, aunque recordemos siempre que estamos ante un vino joven, la gama de acceso de esta bodega.
Recomendado probarlo, un buen joven roble de una zona privilegiada: La Ribera del Duero.

Puntuación de cata de Biberius Ribera del Duero de Bodegas Comenge   Puntos 82

Salud