banner

Tinto Yllera, Crianza 2006. Doce meses en barrica. Grupo Yllera


Opinión de cata de Yllera 2006 doce meses en barrica.


Conocí este vino hace ya muchos años, a raíz de los anuncios que hacían en todos los programas deportivos de la época, a la hora de los principales partidos de fútbol del momento.
El Grupo Yllera tiene su origen en 1970.
Dispone de bodegas en las principales zonas vitivinícolas de España, aunque su origen y su principal y más emblemática bodega, está ubicada en la localidad vallisoletana de Rueda.
El origen de este tinto Yllera, el vino que hoy probamos tiene lugar cuando los hermanos Jesus y Pepe Yllera deciden lanzar este tinto, muy diferente de los productos de la época y elaborado con uvas de la cuenca del Duero y con una crianza de un año en barrica de roble francés y americano.
Era 1983 y el éxito no se hizo esperar, fue extraordinario y supuso una pequeña revolución enológica para esa época.
Este vino hoy por hoy, es el vino más reconocido de la bodega, y actualmente ya tiene más de 30 años de historia y varios premios en su haber.
Lleva el apellido de la familia y como ellos mismos afirman, es el buque insignia de la casa.
En su elaboración se usa uva tempranillo al 100% procedente de viñedos de la DO Ribera del Duero y de la DO Toro, con una edad media de entre 15 y 20 años.
En cambio, su denominación de origen es Vino de la Tierra de Castilla y León.
Su crianza es de un mínimo de 12 meses en barricas de roble francés y americano y otros 12 meses en botella antes de salir al mercado.
Su precio ronda los 6-7 euros por botella y su relación calidad precio es buena.
Para este vino se recomienda una temperatura de consumo entre 15ºC y 19ºC.
Su maridaje recomendado es muy amplio y va desde carnes rojas a carnes blancas, guisos, embutidos y quesos.
En la cata que hoy realizamos, el vino además de los 2 años de crianza, (uno en botella y otro en barrica) ya llevaba otros 6 años más en botella y, aunque nosotros creíamos que podía estar empezando a decaer, lo cierto es que todavía se mostraba muy vivo y sabroso.
En boca se nota el sabor a tempranillo, a vino bien hecho, con cuerpo y carácter.
Un híbrido entre Ribera y Toro, que podría pasar por cualquiera de estas dos denominaciónes de origen, aunque yo me inclinaría por una ascendencia más de Ribera.
Su inicio de trago es intenso, con aromas a madera fruto de su crianza aunque muy bien integrada y ensamblada en el vino.
El sabor  es muy persistente, a uva muy madura, y se mantiene una vez avanza en boca y pasa...aromas a tostados y a pimienta se muestran a su fin de trago.
Su final como cabría esperar es largo y muy perdurable.
No se hace excesivamente fuerte, aunque tiene carácter la criatura.
Un buen vino para el rango de precios en el que se mueve.
Para mi, ha sido toda una sorpresa.
Lo recordaba de los anuncios de hace un tiempo y lo tenía por un vino "antigüo".
Realmente, es todo lo contrario, y se integra perfectamente en la nueva hornada de vinos de calidad con esta denominación de origen Vino de la Tierra de Castilla y León.
Recomendable probarlo. Nos ha gustado.

Puntuación de cata de Tinto Illera 2006  85 puntos.

Salud