banner

Beronia Crianza 2010 Rioja


Opinión de cata de Beronia Crianza 2010. Rioja.


Hoy vamos a hablar acerca de un clásico de La Rioja, Beronia Crianza.
Bodegas Beronia fue fundada en el año 1973 por un grupo de empresarios y amigos.
Está ubicada en Ollauri (La Rioja), en plena Rioja Alta.
Denominaron a la bodega Beronia, en honor al pueblo guerrero de origen céltico que habitó la región en el siglo III a.c.

Desde 1982 la bodega ha pasado a pertenecer al grupo González Byass.
Actualmente, disponen de 20 hectáreas de viñedos propias, y cerca de 850 hectáreas de viñedo controlado.
Han procesado en esta última añada, cerca de 6 millones de kilos de uva.
Las variedades de uvas cultivadas y que se emplean en sus vinos, son las autorizadas por la Denominación de Origen Rioja: Tempranillo,Graciano,Garnacha, Mazuelo y Viura.
Matías Calleja es el director técnico de la bodega y en una frase resume el espíritu de Beronia:
"Conjugamos tecnología punta con métodos tradicionales de elaboración".
El vino que hemos probado esta tarde, Beronia Crianza 2010, pertenece a la línea clásica de vinos de esta bodega, que incluye crianza, reserva y gran reserva.
Está elaborado con las variedades tempranillo (88%), garnacha (10%) y mazuelo (2%).
La crianza a la que se somete, es de un mínimo de doce meses en barricas de roble americano y francés.
Su temperatura óptima de consumo está entre los 16ºC  y los 18ºC.
Esta añada de 2010, tiene un grado alcohólico del 13.5% y fue calificada por el Consejo Regulador de Rioja como excelente (E).
El precio ronda los 6 euros por botella y su relación calidad precio es correcta.
Su maridaje es muy bueno con platos de carne, quesos, embutidos y pastas.
En su cata, lo primero que destaca es el intenso sabor Rioja y sus correctos aromas.
Uva y tostado se funden armoniosamente.
Correcto en su inicio, mantenido a lo largo del trago y suave en su final.
Estamos ante un vino, que en las últimas añadas ha mantenido una estabilidad y una calidad alta, sin grandes variaciones, ni en sabor, ni en aromas, ni en precio.
Pese a que no destaca de manera excepcional en nada, tampoco defrauda en ningún apartado, es un vino con el que se puede contar, que saldrá bueno y que no decepcionará al común de los mortales.
Muy fácil de beber y sin fallos destacables.

Puntuación de cata de Beronia Crianza 2010   80 puntos

Salud