banner

Anna Blanc de Blancs Codorniu



Opinión de cata del cava Anna Blanc de Blancs de Codorniu 
Denominación de Origen CAVA.

Parten de 1551, los primeros documentos escritos acerca de la actividad de esta bodega, en la elaboración de vinos y cavas, representada en aquel entonces por D Jaume Codorniu.
Estamos por tanto, ante una bodega cuya primera actividad vitivinícola, se remonta a hace más de 5 siglos.
Es en el año 1659, cuando tenemos la primera referencia a Anna, la última de los hijos de D Jaume, y de su matrimonio con Miguel Raventós. 
La unión de estas dos sagas de viticultores, es el origen de la actual bodega.

Pero, no es hasta 1984, cuando nace su cava más emblemático, Anna de Codorniu.
Y, es en octubre de 2013, cuando surge este Anna Blanc de Blancs,  un cava nuevo, rediseñado, con una nueva y atractiva imagen, pensado y destinado a triunfar en los principales restaurantes del mundo.
Se trata de un cava con una crianza de doce meses, con un exclusivo diseño, y que rememora al Anna original, que allá por los ochenta cautivó la restauración de todo un país.
Se elabora con una combinación de uvas Chardonnay (70%), Macabeo (15%), Parellada(15%) y Xarel-lo.
Es un fiel reflejo de los cavas de la casa Codorniu y de su gama Anna.
Su grado alcohólico es del 11.5% y su temperatura óptima de servicio entre los 6ºC y los 8ºC.
Su precio ronda los 10 euros por botella y su relación calidad-precio es muy buena.
En nuestra degustación, la coincidencia fue bastante unánime: estamos ante un gran cava.
En boca se muestra con mucha carga frutal y aroma.
La crianza de doce meses, mas larga de lo habitual, hace que los aromas y las finas y persistentes burbujas impregnen la boca de un sabor estupendo, con notas a manzana y a uva blanca.
En boca, su sabor es duradero y se disfruta de principio a fin.
La burbuja es muy fina y delicada, y no se observa grado alguno de acidez.
El final es delicioso y un sorbo invita a tomar otro.
Su imagen, parte de una bonita y moderna botella, totalmente cubierta de un traje blanco, que lo hace un cava  ideal para una cena, un aperitivo o para acompañar a cualquier celebración.
Su presentación es excelente. 
Su sabor también.
Uno de los mejores cavas probados este año.
Sin duda. 
Recomendado.

Puntuación de cata de Anna Blanc de Blancs Codorniu 90 puntos

Salud