banner

Laya 2012 DO Almansa - Grupo Orowines


Opinión de cata de Laya 2012 Denominación de Origen Almansa


El grupo Juan Gil es una referencia en el sector vitivinícola español.
En torno al nombre OROWINES, se unifican todos los proyectos y bodegas de esta familia.
En varias denominaciones de origen, apoyando las uvas autóctonas en cada región, mimando y conservando el patrimonio de los viñedos viejos.

Tratando de ser competitivos y cuidando la calidad y la presentación de sus vinos, así se presenta el grupo Juan Gil. (Gil Family Estates para la exportación [gfe]).
Las bodegas que componen Orowines actualmente son las siguientes:

* Bodegas Atalaya  (DO Almansa)
* Bodegas Ateca (DO Calatayud)
* Bodegas El Nido (DO Jumilla)
* Bodegas y Viñedos Shaya ( DO Rueda)
* Bodegas Tritón (Vino de la Tierra de Castilla y León)
* Cellers Can Blau (DO Montsant)
* Orowines (DO Jumilla)

El vino que hoy nos ocupa es Laya 2012, con DO Almansa de Bodegas Atalaya.
Esta bodega fue fundada en el año 2007, es relativamente joven, y dispone de 25 hectáreas de viñedo.
Está situada al este de Albacete, entre las provincias de Alicante,Valencia y Murcia, a tres kilómetros de la localidad de Almansa.
Laya es un vino tinto joven, elaborado con las variedades Garnacha Tintorera (70%) y Monastrell (30%).
Tras su elaboración, se afina con una crianza de cuatro meses en barrica de roble francés.
Su producción anual es de 150.000 botellas.
Su grado alcohólico es del 14,5% y su temperatura óptima de servicio entre los 16ºC y los 18ºC.
Su precio ronda los 5 euros/botella y su relación calidad precio es buena.
En nuestra cata de este vino, las opiniones sobre él fueron dispares.
Sin duda, es una variedad de uva y una denominación de origen que no es de las "habituales" con su uva tempranillo o su tinta del país.
Esto hace que en algunas ocasiones, se haga un vino extraño, curioso, distinto.
Pese a todo, es un buen vino.
En boca destaca por su intensidad inicial, con un paso por boca fuerte y que no pierde sabor en ningún momento.
En su olor se aprecia que es un vino potente, con un alto grado alcohólico.
Destaca por su dulce final, con aromas intensos a maduro y un ligero tostado.
Su sabor y por proximidad, me recuerda a los vinos de Valencia y Alicante.
Personalmente, me ha gustado bastante.
Es un vino curioso, de una denominación bastante olvidada y que, de cuando en cuando, conviene probar.
Recomendado como alternativa, para probar un vino nuevo y distinto, aunque probablemente, si eres de Rioja o Ribera, se te hará un sabor ligeramente extraño.

Puntuación de cata de Laya 2012 DO Almansa  Puntos 79

Salud