banner

Comenge Crianza Ribera del Duero 2008


Opinión Comenge Ribera del Duero 2008

En el Valle del Cuco, entre viñedos, castillos y rios, se encuentra la localidad de Curiel de Duero, lugar donde se ubica esta bodega, Bodegas Comenge.
Fue creada en 1999 por D. Jaime Comenge Puig a los pies del Castillo de Curiel.
La bodega se ha convertido en un centro de ocio en la zona, en sus instalaciones y en su jardín se hacen catas, picnics y barbacoas, así como paseos en coches de caballos.

Sus viñedos están repartidos en 15 pagos con un total de 33 hectáreas.
El vino que probamos hoy, pertenece a la añada 2008.
Esta añada fue calificada como Muy Buena en esta denominación de Origen.
Comenge Crianza 2008 es un vino tinto con Denominación de Origen Ribera del Duero y con una crianza de 14 meses en barrica de roble francés (85%) y americano (15%).
Este vino se realiza como un vino ecológico.
Para que un vino sea considerado ecológico ha de cumplir una serie de requisitos:
* Los campos deben ser abonados con abonos orgánicos naturales (a poder ser residuos del propio cultivo,    aunque también se admiten otros abonos naturales como estiercol animal o compost).
   Quedan totalmente prohibidos los abonos minerales.
* La conservación y el embotellado del vino ha de hacerse sin tratamientos.
* El vino ecológico ha de llevar siempre en su contraetiqueta el certificado de "Agricultura Ecológica".
En nuestro caso, llegamos a este vino por medio de otro ribera que tomamos habitualmente y que se llama Biberius.
Este viene a ser el hermano  mayor de la familia de esta bodega.
Está elaborado con la variedad de uva tempranillo 100%.
La graduación alcohólica es del 14% y la temperatura de servicio ronda los 16ºC.
Su precio ronda los 10 euros por botella y varía mucho entre las distintas webs de venta que pueden verse por internet. La propia bodega hace en ocasiones promociones muy interesantes, que incluyen importantes descuentos y a las que se puede acceder en la tienda de su web.
En cuanto a su sabor y a la opinión que nos generó su cata, hemos de decir que nos defraudó.
Lo conocimos por su hermano pequeño  y ha resultado ser, para mi gusto, muy superior a este Comenge.
Su sabor es demasiado fuerte y ácido, demasiado intenso (pese a que me gustan los vinos fuertes).
Muy poco sabor a Ribera del Duero. El final de boca recuerda a un vino corriente, del montón.
Su relación calidad precio es mala. Una decepción en un vino que prometía...
Habrá que darle otra oportunidad a otra añada, la del 2008 de Comenge no me ha gustado.

Puntuación Comenge Crianza 2008  68 puntos

Salud.